LA #TUZOHISTORIA DE FERNANDA MENDOZA (BIBI TUZA)

May 3, 2017

 

Hola mi nombre es Janeli Fernanda o mejor dicho Bibi Tuza, tengo 21 años de edad, soy originaria del municipio de Tlahuelilpan Hidalgo aunque actualmente radico en el estado de Querétaro por motivos profesionales. Yo crecí en una familia donde solo se pronunciaban los equipos Cruz Azul y América, no habían otros equipos que pudieran reunir en varias ocasiones a la familia en un fin de semana para poder disfrutar un agradable partido de fútbol.


Anteriormente, para mí un partido de fútbol era solo correr detrás de un balón, en varias ocasiones llegué a pronunciar la frase: “si gustan les compro un balón a cada jugador con tal de que no corran todos detrás del mismo” y que tan equivocada estuve durante mucho tiempo. 


Con el paso del tiempo conocí a una gran persona que me hizo empezar a querer, no, amar los colores de mis amores, “Los Tuzos del Pachuca”. Esa historia comenzó en el año del 2010, después de tomar la decisión más importante de mi vida, cambiar de equipo, sí, y ahora me doy cuenta que esa decisión dio un cambio radical en mi vida; al inicio no tomé mucho amor por los colores, ya que nunca había podido ir a un estadio de fútbol, no conocía nada de los jugadores y por lo tanto no amaba al equipo.


Empecé a amar los colores Blanquiazules exactamente el 4 de diciembre de 2012 para ser exactos un día antes de mi cumpleaños, justamente cuando me entero que nuestro Cóndor Miguel Calero había fallecido, lamentablemente nunca lo pude conocer, pero fue en ese momento que el amor incondicional al equipo nació en mí en un abrir y cerrar de ojos, fue ahí cuando inicia esta pasión por Mis Tuzos.


Todos los sábados encendía el televisor para ver jugar a mis amores, para conocer más del equipo y que esta pasión creciera cada día más y fue así. Durante toda la apertura veía cada uno de los partidos y mi amor empezaba a nacer de una u otra manera, en mi casa lugar donde solo existían dos equipos, ahora ya no fue así.

 

Ese domingo 29 de mayo del 2016 fue el momento más feliz de mi vida!! Mis adorados Tuzos que ganaban el minuto 92:43 frente a la escuadra de Monterrey, si, en su propia cancha, con su gente, en su nuevo estadio; eso, eso no hizo que el equipo perdiera la fuerza de ganar una copa más, ese día habría una reunión familiar justamente a la hora del partido, me disculpé con mis papás y les dije: “lo siento, mi equipo juega y me quedaré en casa para poderlo ver jugar” y ellos me apoyaron. Cuando Víctor Guzmán se lanza a golpear el balón con la cabeza y zas!! Gooooooooooooool de los Tuzos empieza un carnaval, grité, salté, lloré y corrí por toda mi casa para celebrar ese momento heroico que acaba de existir, fue una emoción que no cambio por nada, ni por nadie y fue ahí cuando empecé a AMAR a los Blanquiazules.

 

 

El 24 de noviembre del 2016 conocí a mi amigo Luis “El Tuzo” con quien en menos de 2 minutos comenzamos a hablar de nuestro equipo y de lo que haría ese día con tal de llegar temprano a casa y ver el partido de ida contra Necaxa, ese día me tocaba un examen muy importante mismo que terminé en menos de 20 minutos para salir corriendo de la universidad y a pesar de las condiciones climáticas llegué a casa en menos de una hora, perdiéndome solo 8 minutos del primer tiempo. Cuando los Tuzos anotan su primer tanto brinqué de tanta felicidad que mi sobrino de apenas año y medio quedó asustado, dí un salto para quedar abrazada de mi hermana, fue un momento épico. Lamentablemente esos cuartos de final los perdimos, fue un momento muy triste para mí y de cierta forma para mi familia porque estuvieron conmigo ese día apoyándome, pero eso no hizo que nuestro equipo tirara la toalla.


El 28 de enero del presente año, mi querido amigo Luis, me invita a integrarme a la barra del Pachuca, por primera vez entraría al estadio y vería un partido en vivo, cuando llegamos, las piernas me temblaban, mi ritmo cardíaco empezó a aumentar y las manos me sudaban; cuando empiezo a pisar el estadio los ojos se me llenaron de lágrimas al cumplir mi sueño y a partir de ese momento decreté que era ahí donde mi alma, mi voz y mi pasión quería que perdurarán por el resto de mi vida, ese día asistí al estadio a escondidas de mis papás, sin decir nada me fui a cumplir mi sueño, pisar el estadio Hidalgo acompañado de personas maravillosas.

 

 

Ahora esta pasión la empecé a transmitir a mis sobrinos, Gustavo de 11 y Santiago de 2 años, ambos cantan conmigo los fines de semana cuando los partidos son como visitantes, Gustavo ha llorado con un gol que hizo Franco Jara frente a los tiburones y Santiago, canta: “No se va, no se va, Jara no se va”, tanto ha sido la transmisión de mi amor incondicional al equipo que ahora mis hermanos apoyan también a los Tuzos aunque no lo quieran reconocer.


En lo personal mis mejores jugadores, indudablemente, Miguel Calero “El Cóndor”, Gabriel Caballero “El Eterno” y Urretaviscaya “El Rayo”…


Y ahora, lo único que puedo decir es que a pesar de que no soy tuza desde la Cuna puedo y aseguro que seré Tuza hasta el cajón, estos colores los defenderé contra todos, ya que #ElUnicoEnMi son mis #Tuzos y no existe un amor más puro y sincero que el que siento por ustedes, Mis Tuzos!!!

 


 

Etiquetas:

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

    JUNTOS SOMOS UNA FORTALEZA TUZA

    Please reload

    DESTACADOS