¡PACHUCA CAMPEON DE MEXICO!

May 30, 2016

La noche de ayer se escribió lo que podemos considerar otra página dorada en la historia de los Tuzos del Pachuca, y no es para menos pues después de 9 años de ayuno se logró nuevamente ser campeón de Mexico, y de verdad que supo a gloria el momento en que vimos nuevamente a nuestro equipo levantando la copa, porque se coronaba una gran temporada en la que el equipo fue la mejor defensiva del torneo, una de las mejores ofensivas, un torneo en el que el fruto de sus fuerzas básicas lució más que nunca antes con Guti, Pizarro y Chucky, y porque renació ese amor de la afición hacia sus colores que generó una verdadera comunión entre Jugadores, técnico y afición, algo que tenía muchos años que no sucedía al interior de este club.

 

Ttambién porque este título era la justa recompensa por haber llegado hasta la final por merecimientos propios, jugando una liguilla inteligente y sorteando uno a uno los rivales que se tuvieron enfrente, pero ese dulce sabor del triunfo se intensifica mucho más cuando pensamos que por momentos todo parecía perdido, pues Pachuca dio su peor primer tiempo, no de la liguilla, ¡sino del torneo! justo en la final de vuelta ¡en el momento definitivo! nadie podía creer lo que sucedía, Monterrey llegaba con una peligrosidad que nos ponía a temblar cada que se acercaba al área Tuza.

 

El Conejo que bien podría ser reconocido como el héroe de esta historia parecía multiplicarse para detener y rechazar todo lo que llegaba a su meta, recordándonos aquella final del Invierno 2001, también en Monterrey pero contra los Tigres en que Miguel Calero hizo exactamente lo mismo y fue pieza fundamental para obtener el segundo título de Pachuca, ayer fue turno del Conejo y de no haber sido por él está final hubiera sido histórica por el marcador en contra que Pachuca habría traído a casa, aunque Monterrey para ser honestos a pesar de todo ese dominio nunca tuvo la inteligencia y/o la calma para elegir la jugada adecuada que pudiera horadar la meta Tuza,  prueba de ello fue el penal que Cardona falló al minuto 32 del primer tiempo, aunque como dice el dicho tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe y alguna debía de entrar y así sucedió al minuto 38 cuando Pabón sacó un riflazo cruzado desde fuera del área imposible para el Conejo y su lance que solo sirvió para que la jugada se viera más espectacular.

 

Para el segundo tiempo las cosas parecían cambiar pues Pachuca salió un poco más tranquilo tratando de bajarle las revoluciones al Monterrey y esperando anotar el gol que le diera el campeonato, aunque no eran precisos en el último toque y dejaban escapar los pocos avances que lograban generar, el tiempo se acababa y la desesperanza comenzaba a tocar los corazones de toda la afición tuza y por el contrario la de Monterrey soñaba ya con el momento de ver a su equipo Campeón.

 

Y justo al 73’ cuando Aquivaldo Mosquera se hacía expulsar por intentar frenar una clara jugada de gol, fue cuando la gran mayoría pensó que esto había terminado, aunque nadie podría imaginar que esta jugada terminaría siendo la diferencia a favor y no en contra para Pachuca, pues esta jugada terminó en gol mismo que no fue validado por el árbitro al no otorgar la ley de la ventaja a los Rayados, a partir de este momento todo fue nerviosismo, Monterrey tenía a merced a unos Tuzos que se aferraban a no ser derrotados y justo como hemos visto tantas veces en la historia de este club sucedió otra vez “lo inesperado”, lo que nosotros hemos aprendido a llamar un final “A lo Pachuca”.

 

Ya en la compensación prácticamente de la nada salió un centro al área, y de la nada también apareció Alfonso Guzmán que se levantó con el coraje necesario para rematar de cabeza fuerte y abajo y así anotar el gol que le daba el campeonato a nuestro Tuzos! Ante la mirada atónita de todos los asistentes que no podían creer que a tan solo un par de minutos de tener la copa en sus manos la estuvieran perdiendo, y vivimos nuevamente ese momento en el que nuestro llanto se convirtió en alegría y la alegría del rival se convirtió en llanto, ese momento en el que todos recordamos por que amamos este escudo, en el que recordamos porque ¡somos del Pachuca!

 

¡FELICIDADES PACHUCA! ¡FELICIDADES AFICION!

¡FELICIDADES CAMPEONES!

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

    JUNTOS SOMOS UNA FORTALEZA TUZA

    Please reload

    DESTACADOS